La invitada indiscreta de la dolarización en Ecuador: la competitividad.

La invitada indiscreta de la dolarización en Ecuador: la competitividad.