La espacialidad de la violencia del fútbol

La espacialidad de la violencia del fútbol